• No hay productos en el carrito.

Tristeza en Navidad

Es lícito sentirse triste en Navidad. Por enfermedad, duelo, ausencias, soledades, accidentes, incidentes, discrepancias, agotamiento, problemas económicos, dificultades profesionales, etc. En una época especialmente ruidosa y propensa a las compras y a la fiesta, a las comilonas y a la gran familia, hay personas que necesitan silencio y retirada. Esto está bien y es deseable. Sin embargo conviene distinguir el sentimiento normal del patológico.
Sígueme en Instagram: @alejandravallejonagera_oficial en Facebook y Linkedin Alejandra Vallejo-Nágera

2 diciembre 2020